¿Por qué se llama Villagodio?

¿Por qué se llama Villagodio?
¿De dónde viene este término?
¿De dónde procede el nombre de este plato que los restaurantes de media España utilizan?

\"1303765521_00146_2_1_7\"Es un término ligado a una época pretérita, pero que se sigue utilizando en la actualidad y no solo por los restaurantes, muchos aficionados y consumidores se refieren a él constantemente.
La realidad es que nadie sabe por qué se llama así, cuál es su procedencia, la razón cultural, de tradición o costumbre. Pues ya es hora de saberlo.

Cocineros y aficionados avanzados saben que Villagodio es una chuleta de lomo, de carne roja, vaca o buey. Es decir, una de esas chuletonas que tienen un par de dedos de altura. Quizás no sabrían decir si lomo alto o bajo, aunque por experiencia y ya que es grande de tamaño, debería de ser de lomo alto. Tampoco intuyen, como es lógico, si fue el nombre de un restaurante especializado en carnes, un carnicero o que el famoso asador era de Villagodio, pueblo del ¿Norte de la provincia de Palencia? Pues vamos allá, que tiene su gracia.

Por tanto:

  1. Chuleta de lomo alto de res bobina, con hueso, aunque se aplica más a vacunos viejos.
  2. El nombre procede del País Vasco y más concretamente a Bilbao.
  3. Una ganadería de reses bravas de propietario vasco, fue la llama que encendió la idea de la denominación. El dueño era José de Echevarría y Bengoa, VI Marqués de Villagodio. Familia muy reconocida en todo el País Vasco y no solo en Vizcaya.

\"bocanova\"

  1. El marqués era tan tan taurino, que acabó comprándose una ganadería de reses (poco) bravas en Coreses, Zamora. Tan poca casta tenían, que a pesar de su influencia y la de su mujer, otra vasca conocida, Victoria de Lecea, no consiguieron  que se lidiasen en Vista Alegre.
  2. Como no había manera de verlos el famoso coso taurino, se construyó una plaza de toros en Indauchu que fue inaugurada en 1909 con 3 novillos de su ganadería Villagodio y 3 de Clairac. Por desgracia la cosa no fue como él hubiera deseado y los aficionados toristas malintencionados, hicieron chanzas de todo tipo. Hasta aprovecharon los brindis que dedicaron al “marquesito” (el padre marqués todavía vivía), para meterse con él… los brindis fueron tan largos que hasta provocaron la lluvia. Total que la plaza se quedó para novilladas y espectáculos circenses.
  3. Y en estas estaban, cuando el pintor vasco Francisco Iturrino, a través de amigos, le solicita al marqués una estancia en su finca de Coreses, para pintar toros en el campo y fiestas taurinas. El marquesito no le hace ni caso, mientras que la famosa ganadería de Eduardo Mihura le invitan de mil amores a llevarlo a cabo.
  4. Como la venganza es un plato que se sirve frío, el pintor (y sus amigos) cada vez que entraba a un restaurante pedía a voz en grito: ¡Un Villagodio! Como el camarero o jefe de sala pusiera cara extraña o le dijese qué era eso, Iturrino se explicaba en voz alta para que se enterase “el respetable”: “Un Villagodio es una chuleta de toro perteneciente a esa ganadería que solo sirve para carne”.
  5. Total, que lo que comenzó como una broma, quedó para siempre como definición de chuleta de lomo alto, con costilla, de dos dedos de alta, asada a la brasa y presentada cortada y separada del hueso después de asada.

http://www.los5mejores.com/labocamagazine/por-que-se-llama-villagodio/

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

On Key

Related Posts